Viajes

Un viaje de iniciación es un reencuentro con una memoria de alma

 

Una de las misiones de mi alma es acompañar a las personas a lugares de poder de la Tierra para retomar los registros luminosos que su alma dejó allí en anteriores encarnaciones.

Registros no solamente de sanación, sino de maestrías, dones y talentos que ya están listos para poder ser activados de nuevo y puestos al servicio en este tiempo.

Esta misión inició en Egipto en 2023 y espero ir enriqueciendo con nuevos destinos y lugares.

Mi Luna Sagitariana me ha convertido en una especie de nómada, de ciudadana del mundo que encuentra fascinante recorrer culturas y espacios en diferentes momentos.

Al abrir mi camino espiritual entendí que cada viaje es un reecuentro con una parte de mis propios registros de la Tierra y que esta es una de las formas que mi alma eligió para recordar mi propia esencia.

Cada lugar activa una parte de mi.

Egipto es uno de los lugares que más profundamente ha abierto esa huella. Sus gentes, sus lugares de poder, todo activó una fuerte conexión en mi que decidí poner al servicio de un grupo mayor a través del viaje que realizamos en marzo de 2023 y que llamé “Al encuentro del alma de la sacerdotisa”

Así lo vivió Marta, una de las mujeres que nos acompañó:

“El viaje a Egipto ha sido profundamente transformador, una experiencia que sin duda debe vivirse para comprenderse ya que es difícil expresarla en palabras. Me alegro de que el viaje que tenía planeado el año pasado se cancelara finalmente, porque tengo claro que es con Silvia con quién debía hacer este viaje, ha sido el viaje iniciático que mi alma deseaba. Un reencuentro amoroso de almas, muchas risas, diversión, sanación, decenas de aprendizajes que ahora hay que integrar. Es difícil poner en palabras está experiencia. Siento una enorme gratitud por todo lo vivido, por todas las personas del grupo, por los espacios y las prácticas que Silvia ha facilitado… Me llevo mucho más de este viaje de lo que hubiera podido imaginar”

 

 

Los viajes iniciáticos no son viajes de turismo, sino una profunda experiencia interior que es compartida y sostenida en grupo.

De ahí que no los realice en fechas de vacaciones o especialmente turísticas ya que cuanto más íntima y privada sea la conexión con los espacios, más cumpliremos el objetivo desde el que nacen.

“Fue un reencuentro álmico de 14 seres que hace mucho tiempo, cuasi eones así lo hemos pactado y felizmente se ha hecho realidad. Cada una de ellas con su proceso, todos ellos muy distintos pero totalmente compatibles , ya que resonaba una parte de cada uno en los demás.

Fue maravilloso, sanador, exquisitamente organizado y guiado.” (Laura)

Si te interesa formar parte de mi próximo viaje a Egipto en 2024 no dudes en ponerte en contacto conmigo. Las plazas siempre son limitadas.

“Este es el mejor viaje de mi vida, siento que me prepare para el durante años para poder sentir y disfrutar todo lo que allí esperaba.
Todo estaba en armonía, fluía fácil y amorosamente. Cada detalle era una sorpresa positiva desde los alojamientos, las comidas, los guías y sobre todo las experiencias, el grupo y los talleres.

Silvia y Cipri consiguieron con su amor, intención y capacidad de manifestación mucho más de lo que esperaba. Muy agradecida y bendecida.
Volvería ya mismo. (Idoia)”

gracias